KLM, la aerolínea que apuesta por las emociones

KLM, la aerolínea holandesa acaba de presentar una acción que llevó recientemente a cabo para sorprender a sus pasajeros utilizando la información de sus perfiles en Twitter y Foursquare, demostrando una vez más que la comunicación basada en emociones logra conexiones con la marca que muy pocas otras acciones logran. Tan simple como brillante, la iniciativa se basaba en la entrega de un regalo personalizado a algunos pasajeros que iban a viajar con KLM, mientras esperaban en la sala de embarque. Para lograrlo, repasaban los perfiles sociales de los clientes para conocer sus aficiones e intereses y poder así ajustar el regalo, sabiendo además adónde se dirigían los pasajeros y el motivo, ya que la mayoría de ellos (y de todos nosotros) introducía frases tipo “en el aeropuerto. Rumbo a X ciudad” o chequeaba en Foursquare su ubicación. De esta manera, la aerolínea ajustaba el regalo según los intereses o destinos del propio viajero sin que éste supiera absolutamente nada.

KLM surprise_mediagift

La acción tuvo lugar en el aeropuerto Schiphol de Amsterdam y logró sorprender a varios afortunados viajeros que se vieron sorprendidos con un regalo acorde a sus gustos, gracias a la idea de la compañía de repartir pequeñas dosis de felicidad.

Efectos reales de la actividad social-virtual de una persona. Conexión emocional. Y un vídeo dando varias veces la vuelta al mundo. Maravilloso, ¿no?

Compártelo:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Meneame
  • RSS

No hay Comentarios en "KLM, la aerolínea que apuesta por las emociones".

Y tú ¿qué opinas?

*