Al cine con Carlsberg

¿Os imagináis que vais al cine con vuestra pareja y os toca sentaros en las dos únicas butacas que quedan libres entre una multitud de auténticos ángeles del infierno?

Pues bien, esto es lo que se les ocurrió a la gente de Carlsberg para hacernos ver que no siempre hay que fiarse de una primera impresión.

carlsberg_crown_logo_on_green

Con esta divertidísima acción de comunicación, aquellas parejas que acuden al cine, les ofrecen las dos únicas localidades disponibles, que casualmente, están centradas. Una vez dentro, se dan cuenta que sus dos butacas están en medio de una sala copada por auténticos moteros de Harley Davidson, con todo el cuero, bigotes, melenas y tatuajes reglamentarios.

Varias parejas después de pensárselo, deciden abandonar la sala, hasta que finalmente, un par de valientes, se deciden a tomar asiento. En ese momento, los moteros rompen a aplaudir e invitan a la pareja, como no podía ser de otra forma, a una Carlsberg bien fresquita.

Aquí podéis ver el video del que hablamos:

Compártelo:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Meneame
  • RSS

No hay Comentarios en "Al cine con Carlsberg".

Y tú ¿qué opinas?

*